Niños: agresividad, ideas de muerte, problemas de atención y concentración, problemas de lenguaje, inseguridad, timidez, adaptación a la escuela, temores, rebeldía, sexualidad, pornografía, Asperger.




¿Que estrategias su puede implementar con un niño que ha perdido a su padre y no se ha logrado llevar su duelo?

Aunque existen muchos consejos para ayudar en el proceso de duelo, que puede encontrar en abundancia en internet, desde mi punto de vista  es importante ofrecer al niño y al padre sobreviviente, o el miembro de la familia que sea pertinente en cada caso, un espacio para hablar y procesar distitntos aspectos de la relación con la persona perdida y de lo que puede ser la vida después de esa pérdida. Esto para los adultos y los niños, aunque con ellos parte de la terapia está en relación con el juego y parte con la palabra. La superación de estas pérdidas tiene un curso para el niño (y en ese sentido él puede requerir un espacio para hablar del asunto) pero también para el otro padre o para otros miembros de la familia. Los procesos de los adultos relevantes para el niño ayudan o retrasan también los procesos para el niño. Entonces, me parece importante por lo menos una primera sesión con el niño y el padre sobreviviente o la persona que haya quedado a cargo del niño para iniciar el proceso psicoterapéutico.


Mi hijo de 6 años no se queda quieto, se desespera y empieza a saltar o correr de un lado a otro, interrumpe a la maestra y compañeros. ¿Cómo puedo corregir o minimizar el comportamiento inquieto de mi hijo?
Hay algo que está complicando la atención, concentración y tranquilidad de su hijo. Muchas veces de lo que se trata es de la angustia del niño frente a una situación de su contexto de la cual los padres no se percatan o aunque la conocen no le pueden dar un manejo que posibilite lidiar con su propia angustia y la del niño proporcionando unas condiciones en las que él pueda concentrarse. No podemos saber de antemano cuál es la causa de la dificultad, es necesario descubrirla en el marco de una consulta psicoterapéutica a la cual acudan con su hijo y realizar un proceso para trabajar las causas de la dificultad.


Tengo un hijo que no se puede concentrar en las clases en el colegio.  ¿Cuántas sesiones tomaría para poder tratar de corregir esto?

Desde mi perspectiva los problemas de atención y concentración no pueden verse de manera aislada, sino que tienen que ver con todo lo que es la vida de la persona, ya que puede estar angustiado, deprimido, agobiado por un asunto en otra área de su vida o por alguna que sí tiene relación directamente con el estudio. Eso no es posible saberlo de antemano, es necesario tener un encuentro y explorar la situación particular del niño junto con sus padres, tampoco es posible saber de antemano cuánto puede tardar modificarlo porque para cada persona las causas son distintas y por ende puede tomar tiempos distintos el resolverlo.

Tengo un hijo de 10 años estoy preocupada porque es agresivo, se pelea y si no se sale con la suya se pone histérico. Me gustaría saber si ir al psicólogo le puede ir bien.

Poder lidiar con los sentimientos de frustración, con la imposibilidad de ganar siempre, con la necesidad de escuchar al otro y acordar posibilidades de resolución de los conflictos son recursos muy importantes en la vida. Su hijo parece estar enredado sin poder resolver algunos de estos asuntos, es importante abrir un espacio psicoterapéutico que le ayude a  su hijo a construir los recursos subjetivos para soportar sus fallas y las de los otros, para esto es necesario que en el proceso los padres puedan hablar del asunto y entender por qué, él como niño lo hablará y trabajará mediante el juego. 


Tengo una hija de 5 años que no hace caso y es desordenada. Tiene problemas de atención, me ha dicho que se quiere matar y que está aburrida, ¿Quisiera saber que puedo hacer con mi hija?

Es muy importante que pueda escuchar pronto el llamado de ayuda que su hija le está haciendo y que pueda ayudarla a lidiar con toda la tristeza y angustia que pareciera que la están aquejando. Es necesario que consulten a un psicólogo cuanto antes para trabajar en resolver estas dificultades.


Mi hijo de 11 años tiene crisis nocturnas en las que dice que quiere matarse, se encierra en su pieza, llora y grita; molesta a su hermanita hasta hacerla llorar. Es agresivo con sus mayores, pero cuando quiere es cariñoso, agradable y amable. ¿Qué puedo hacer?

Es evidente que su hijo está teniendo dificultades importantes, seguramente se siente intranquilo y molesto y no encuentra en su interior unos recursos que le ayuden a contenerse y limitarse entonces se angustia hasta la crisis o agrede a los otros. Es importante prestarle atención a este problema porque él está sufriendo mucho y además si no se le ayuda el problema puede complicarse de manera importante.  Tanto él como ustedes como padres necesitan un espacio para trabajar en las dificultades que están teniendo.



Mi niño no presta atención, le cuesta aprender las cosas, les pega a los niños en la escuela y es muy inquieto. Lo tuve que sacar. ¿qué puedo hacer?

Como sabrá la escuela es un espacio de socialización muy importante en la vida de los niños, no sólo para su formación académica, sino también para la construcción de recursos personales que les permitirán enfrentar los retos de cada momento de la vida. En este momento su hijo no lo tolera y es necesario que puedan saber por qué y posibilitar las condiciones internas para que él pueda compartir con otros niños, tolerar las diferencias y frustraciones propias de las relaciones con otros, con la escuela y con las clases. Un espacio psicoterapéutico puede ofrecer a los padres y al niño un espacio para trabajar en la transformación de estas dificultades. 

Mi niño que acaba de entrar a la primaria y no quiere entrar a clases porque la maestra los regaña. ¿Me podría orientar sobre qué debo hacer?

Es importante que busquen un espacio para trabajar en el tema y explorar la situación ya que resulta importante esclarecerla. Habría que revisar qué ocurre. Una posible causa es una dificultad de la separación de la casa y en particular de la madre, este es un tema importante que puede estar en juego, también podría haber inseguridad y timidez por parte del niño. Estas situaciones deben trabajarse en un contexto psicoterapéutico. Sin embargo, también es importante indagar la situación en el colegio, conversar con la Maestra a ver qué le dice ella, ella podría brindarle una información que usted no conozca sobre su hijo ya que lo ve en otro contexto y desde otra relación. Dependiendo de cómo se avance en estas conversaciones podrían explorarse también otras alternativas, ¿podría darse un cambio de curso? ¿resultaría conveniente? 





Mi hijo de 4 años no quiere ir a la escuela y llora mucho, pero antes le gustaba ir.

Puede haber muchas razones para lo que está sucediendo. Es posible que algo haya sucedido en la vida del niño tanto dentro como fuera de la escuela que haya provocado el cambio. Sin embargo, si no lleva mucho asistiendo a la escuela y en ese caso es importante considerar que su hijo sienta inseguridad por las dificultades en la separación con respecto a usted y/o al hogar que es necesaria para su desarrollo, pero que en ocasiones se dificulta. Considero que puede ayudarle buscar un espacio de psicoterapia para trabajar lo que le aqueja y así evitarle el profundo malestar y dificultades que ocasiona en un niño los problemas para interactuar tranquilamente en el entorno escolar.

¿Cómo  ayudar a mi niña con sus miedos a que la deje en la escuela, a la oscuridad y a cerrar la puerta?

No todos los niños tienen los mismos temores o con la misma intensidad. Es cierto que en cierta edad pueden aparecer algunos temores de manera predominante pero en su hija son varios y me parece que no están desconectados sino que abordan el mismo tema que está en relación con una dificultad para estar tranquila estando sola. La construcción de la seguridad pasa por el vínculo entre padres e hijos, sería importante trabajarlo con un psicoterapeuta.

Tengo una niña familiar que es muy rebelde y manipuladora. ¿Me puede orientar?

Es fácil tomar una sola cara de la situación y entonces ver el problema del comportamiento de la niña, pero no tener una visión más amplia que le permita comprender ¿Por qué ella es rebelde? lo que pasa por analizar ¿Qué es lo que usted espera de ella? ¿Qué es lo que ella hace? ¿Cuál es la historia de la niña y su situación actual a nivel familiar? ¿Qué es lo que la lleva a la “rebeldía”? Para poder resolver el problema es necesario iniciar un proceso con la niña y sus padres (o quienes estén a cargo de ella) que permita ampliar esa perspectiva, elaborar esas preguntas, esa situación y esa historia.

Hace varios meses mi niña me dice que presiente que ella o yo vamos a morir. ¿Qué puedo hacer?

El tema de la muerte nos inquieta a todos de una forma u otra a lo largo de la vida; sin embargo, me llama la atención que en su hija el tema persista. Parece poner allí una preocupación por la separación de ambas (que es un proceso progresivo y normal que tiene que darse entre los padres y sus hijos) que al parecer ella la percibe radical y se daría con la muerte de alguna de las dos. Sin embargo, sería importante que pudieran hablar sobre el tema para explorar el origen y el contexto en el que emerge la preocupación y poder resolver aquello que causa su insistencia. Un proceso psicoterapéutico desde la perspectiva psicoanalítica puede permitirle trabajar ese tema.   



Tengo una niña de 9 años a la que encontré  visitando páginas pornográficas ¿Qué debo hacer?

Es importante que hable con ella al respecto, y tranquilamente le pregunte cómo llegó a acceder a estas páginas, si alguien antes le mostró algo con respecto a asuntos sexuales o cómo se inquietó por ese material. Si algo sucedió en ese sentido es posible que requieran un espacio psicoterapéutico como familia para hablarlo. Luego de clarificar ese punto, es importante que le exprese por qué no considera adecuado que ella acceda a este material, puede ser una oportunidad también para revisar cómo se está manejando la sexualidad en otros miembros de la familia (privacidad, etc) y para conversar con ella acerca del manejo de su cuerpo y su sexualidad. También puede solicitar la instalación de una regulación de internet sano con la empresa que le presta los servicios de internet, lo mismo puede hacerse con los servicios de televisión. Esta regulación impide el acceso a material pornográfico. Si así lo desea podríamos conversar sobre estos asuntos en el consultorio. 



¿Cuál es el tratamiento con niños con Síndrome de Asperger?

Hay diversas formas de entender los problemas y los tratamientos en el ámbito de lo psicológico. El psicoanálisis brinda un espacio de palabra y escucha de sus inquietudes, angustias, recursos y dificultades para los padres y el niño. La palabra y, en el trabajo con niños, el juego son allí el recurso fundamental para el afrontamiento de sus singularidades y dificultades en la relación con ellos mismos, con su cuerpo, con los otros, con los cambios de su entorno. Por esta vía la familia (padres e hijo) logra comprender y poner en palabras asuntos que antes les resultaban oscuros; movilizar su postura y generar de recursos individuales y familiares que son claves para una mejoría.

Mi hijo de 7 años no pronuncia bien varias letras y confunde algunas, recibió terapia de lenguaje un año. Se descontrola cuando regalamos cosas suyas o cuando hay cambios, así sean pequeños en la casa.

Por lo que describe su hijo no solo tiene una dificultad con el lenguaje sino algo mayor en su relación con el mundo que requiere una excesiva estabilidad para que pueda soportarla. Les recomendaría iniciar un proceso psicoanalítico que le permita trabajar sobre estas dificultades porque seguramente él está experimentando bastante malestar y también es importante aprovechar su temprana edad para lograr unos mayores avances. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Currículum

Pareja: Celos, desconfianza, agresividad, ruptura amorosa.

Adolescentes: Depresión, desmotivación, bajo rendimiento académico, ansiedad, timidez, inmaduréz, Anorexia y bulimia, Test de la figura humana, ira, relaciones sociales, agresividad, identidad sexual.